jueves, 31 de enero de 2013

Leyendo

  • El Hobbit / JRR Tolkien (0%) Comprado. Relectura.
    Tengo que ponerme a ello.
  • El Club Dumas / Perez Reverte (29%) Comprado. Relectura.
    Leo un trozo antes de acostarme, osea que va para largo.
  • Mientras escribo / Stephen King (39%) Biblioteca.
    Más vale que lo acabe ya, que tengo que devolverlo!
  • Las señoras de Mandrigyn / Barbara Hambly (63%) Mío. Relectura.
    La traducción es más farragosa de lo que recordaba. Pena. Tengo que terminarlo para poder leerme el resto de la saga de esta gente.
  • Vida de Pi / Yann Martel (17%) Electrónico. 29-11-12
    No acaba de engancharme. No está mal, tampoco.
  • Guerra Mundial Z / Max Brooks (36%) Electrónico. 2-11-12
    Apareció algo más interesante y lo dejé. Creo que fue la saga de Canción de Hielo y Fuego.
  • Los propios dioses / Isaac Asimov (53%) Electrónico. Relectura. 24-7-12
    Ya se como acaba, no me motiva tanto.
  • El Gran Espectáculo Secreto / Clive Barker (24%) Electrónico. Relectura. 21-6-12
    No me siento con fuerzas para enfrentarme al rarito del Barker. Y eso que la primera vez lo leí en inglés y seguro que hay cosas que no pillé, pero aun así. Este tío es un raro.
  • Nocturna / Guillermo del Toro y Chuck Hogan (19%) Electrónico. 22-5-12
    Siempre aparece algo más interesante y lo dejo. Creo que ya van tres veces. Lo gracioso es que una de las veces fue El misterio de Salem's Lot, del King...
  • La tumba / Jim Butcher (77%) Electrónico. 11-7-12
    No trago al Dresden. Lo intento, pero no lo trago. Parece fanfiction de un fandom que no sigo. Y eso que esta es la tercera entrega, mira si le estoy dando oportunidades...
Sí, estoy leyendo todos estos. A la vez. ¿Por qué? Porque soy así de chunga. La fecha que hay detrás de los libros electrónicos es la última vez que los toqué. El resto ya no lo sé, pero los manejo más, siempre me motiva más el papel que la pantalla. El del King leí un trozo esta tarde y el del Pérez Reverte anoche. El Hobbit lo compré la semana pasada y todavía está intacto. Ah, el porcentaje es lo que llevo leído, obviamente.

¿Por qué los abandono? No se decir. Ya los terminaré. Por supuesto hay muchos otros libros por ahí que tengo empezados y a saber si acabaré algún día, pero no es plan de listarlos todos. Casi no me acuerdo, en realidad. Y sí, he acabado unos cuantos entre medias de estos, a veces acabo los libros que empiezo, que maja yo. Así que recuerde, desde mayo del año pasado que es la fecha más antigua me he soplado la saga entera de Juego de Tronos, las novelas de True Blood (que son 7 u 8 y ya me vale la tontería), dos del Pratchett, una del Hornby, otra del Palaniuk y una de Philiph K Dick, y relatos cortos del George RR Martin. Y Valor de Ley, de Charles Portis. Ah, y la del Vikingo viril, que es para pegarme un tiro y acabar con mi sufrimiento, pero el frikismo me pudo. Y una de ciencia ficción que se llama Huérfanos de la creaccion que compré en un saldo por nada y menos y que resultó bastante decente. Y no se si me dejo algo por medio. Puede ser. Mis lecturas tienden al caos.

Tengo que organizarme. Bien está que deje las relecturas a medias, porque al fin y al cabo ya se como acaban, pero tampoco es una buena excusa.

miércoles, 16 de enero de 2013

Muffinttones

¿Y eso qué es? Pues vamos por partes.

Ayer compré levadura fresca, en un arrebato repostero, así que decidí hacer por fin el panettone que llevaba todas las navidades amenazando con hacer pero no hacía porque en el super de debajo de casa no tienen levadura fresca de panadería, cosa imprescindible para que el panettone sepa a pan, que es lo que es. Pero ayer por la mañana estuve haciendo un recado a dos manzanas de mi casa, distancia inédita, y entré en otro super, y voilá, levadura fresca. Allá que vamos.

La receta no os la cuento que la tenéis muy bien explicada en Kanela y Limón, aunque los que no tengan panificadora, como yo, se van a morir (como yo) amasando a patita. Y allí estaba yo, mezlcando ingredientes con una cuchara y dejando reposar y reposar y reposar para que suba la masa, cosa muy importante y muy coñazo cuando haces panettone, cuando de pronto me di cuenta que mi molde de cake, el único con fondo suficiente para hacer estas cosas, era demasiado pequeño y me iba a sobrar la mitad de la masa. Malditas cantidades... en fin, improvisé. ¿Y cómo? ¡pues con la bandeja de muffins!


Una pelotita de masa en cada molde, bien apretadita, a reposar para que suba un poco y... voilá! muffintonnes. La bandeja es de 12, los que faltan se los comió el Gato furtivamente en cuanto los saqué del horno, que cuando se trata de dulces tiene menos honra que un homónimo en una matanza.

Por dentro llevan pasas y avellanas picadas, están ricos, saben a panettone. La pega es que al ser pequeñitos se quedan un poco tiesos por arriba, pero no me quejo, han salido bien. Ahora quedan como la mitad de ese plato, creo que eso lo dice todo.

La oreja de Tom Cruise

Hace años, cuando mi journal estaba alive and well, como dicen por ahí, solía postear cualquier cosa que me pasara, cualquier chorrada. Luego la vida me fue separando de mi conexión a internet y perdí la costumbre, lo cual es malo. Que me separen de internet no se si es malo o bueno, que ya se sabe lo que pasa, pero perder la costumbre de escribir es MALO. Con mayúsculas. Y en negrita.

En fin, ahí va una chorrada.

Ayer pusieron en la tele Collateral, la peli de Michael Mann. Nosotros somos muy de Michael Mann, en esta casa. En las películas de Michael Mann los disparos suenan a disparos, no a pium pium, como suele ser habitual. Hasta las ostias suenan más a ostia. A Tom Cruise no es que le tengamos tanto amor, pero coincidimos en que es un grandísimo profesional que cuando se pone a hacer algo, lo hace. Salga el sol por Antequera. El caso es que estábamos viendo la película relajadamente, como suele ser habitual cuando ya la has visto cinco o seis veces, comentando la linea del pelo milimétrica de Jamie Foxx y cómo parece crecer unos veinte centímetros cuando se quita las gafas, esas cosas. Y lo chulo que es Tom Cruise. Chulo cuando corre, cuando dispara, cuando se cae y cuando se levanta. P'a chulo él. Chulo hasta p'a morirse. El que no haya visto Collateral lo siento mucho, pero le voy a spoilear el final: Tom Cruise se muere. ¿Cómo y por qué? Ahí está lo interesante, pero eh, morirse se muere. Y se muere en plan chulo, porque es chulo hasta p'a morir. Y mientras Tom Cruise se moría con toda su chulería en pantalla, el Gato (mi novio para los no iniciados, que tiene su historia el tema, pero dejémoslo en eso, que es el Gato) sacó un kleenex usado del bolsillo de la bata y empezó a agitarlo para pedir una oreja. Porque se había muerto muy bien. Yo le dije que sacara la anchoa de goma eva que le hice para navidades y que también lleva en el bolsillo de la bata, pero él repuso que no, que se la come. Porque a Tom Cruise le pones delante una anchoa de goma eva y se la come. Vamos que se la come. Y dice que estaba muy rica. Porque él es Tom Cruise. Punto.

Así que ahí estábamos anoche, en bata, en el sofá, viendo el final de Collateral y agitando kleenex usados pidiendo la oreja de Tom Cruise. Una velada muy normal en mi casa.

lunes, 14 de enero de 2013

El Hobbit

Ayer por fin conseguí ver El Hobbit. Me gustó. Pero sobre todo me sorprendió. Porque a pesar de que todo el mundo lleva semanas hablando y hablando de la película, he conseguido no spoilearme apenas nada. Nada que no supiera ya gracias al libro, me refiero a detalles de la película propiamente dichos. Y de eso voy a hablar ahora. Todavía tengo que releer por enésima vez el libro, que creo que no toco desde... allá por el 2000, y soy consciente de que hay muchos detalles que se me escapan. Cuando lo lea volveré a escribir un post sobre las inexactitudes, cambios y pifias que haya podido cometer el señor Jackson. Mientras tanto, aqui va esto:

  • La Tierra Media está viva y goza de buena salud. Algún día iré a Nueva Zelanda, y espero que para entonces, si es que no lo han hecho ya, exista un tour exhaustivo por los paisajes y decorados de las películas, porque realmente merece la pena.
  • Martin Freeman es el Bilbo perfecto. Es majete, gracioso, algo ridículo, serio cuando tiene que serlo y muy lejos del viejecito coñazo en el que se convertirá. Por desgracia.
  • Los enanos son muy altos, ¿verdad? incluso Bilbo es muy alto. Juraría que en ESDLA los hobbits y Gimli eran más canijetes, pero aqui todos son altísimos, incluido Bilbo, que es de la misma estatura que los enanos, solo que más delgado. Debería ser más bajito, digo yo...
  • Thorin es demasiado épico. Mucho. Los enanos son todos majetes y un poco payasos y de pronto sale él, y a su lado Aragorn parece un cani. Fili y Kili son demasiado majetes para ser de la misma especie que los demás, de acuerdo, pero al menos se comportan igual de cafres que el resto. pero Thorin es... no se. Demasiado.
  • Gollum da miedo. Es el Gollum de siempre y está incluso simpático, pero realmente le ves peligroso, le ves perfectamente capaz de agarrar a Bilbo y jamárselo. Quizá porque está joven y lozano, protegido por el anillo y no estropeado por ir de acá para allá buscándolo y recibiendo patadas de todo el mundo. Y técnicamente está mucho más logrado y expresivo, los temas digitales avanzan una burrada.
  • Tres horas de ver tíos rechonchos y peluditos hace que tu mundo se vuelva rechoncho y peludito. Se me hizo corta. En serio. Cuando salieron los créditos yo ya me los esperaba porque tenía cierta idea de hasta donde iba a llegar la peli, pero el Gato no, y se volvió a mirarme y dijo "¿ya?" con cara de pena. Quería más, pobre criatura.

Y ahora las sorpresas, algunas agradables, otras tirando al WTF, y otras ambas cosas.

  • ¡Salen enanitas! al principio y de refilón, pero salen, con sus narizotas, sus orejotas y sus lorzas, y por supuesto, sus frondosas patillas. Que monas.
  • El papá de Légolas monta un reno de cuernos gigantes digno de salir en la Princesa Mononoke. Y los enanos también montan al principio cosas con cuernos. Era un tanto Miyazaki todo.
  •  No me enteré de una mierda de la mayoría de las peleas. Mucha defición y mucho contarle los poros de la nariz a Bilbo, pero en cuanto hay movimiento en la pantalla, de pronto todo se vuelve borroso y ya no ves una mierda. Al final tendré que esperar a verlo en la tele para saber quien le pega a quien en donde y cuando.
  • El principio de la película es el principio de la Comunidad del Anillo. Su poquito de nostalgia, supongo. Me parece que Peter Jackson va a usar esta trilogía como cajón de sastre para meter todo lo que quiso contar en la anterior y se le quedó fuera. O se le acaba de ocurrir. Supongo que habrá a quien esto le ralle, a mi no me molesta. No es ciudadano Kane, por el amor de Dior. Es una película de entretenimiento para toda la familia. Solo que mejor hecha que la mayoría.
  • Frodo está más delgado y Galadriel parece enorme, y veo a Saruman como más acartonao, y Gandalf está un poco estropeadillo, y Bilbo viejo no tiene ni una arruga, se han pasado con el photoshop. 
  • Que asco dan los trasgos y los orcos en esta peli... parece que la mitad de los habitantes de la Tierra Media son bichos feos con deformidades congénitas y enfermedades de la piel.
  • Llegan a Rivendel, y quien les da la bienvenida es el mismísimo Lindir, alias Figwit, también conocido como Bret McKenzie, el barbudo de Flight of the Conchords. What the fuck total y mega friki. Lo siento, puede que, para Elrond, Lindir sea una especie de mayordomo rancio, pero para mi es esto:

Y os pongo este video porque va afeitado y asi se le reconoce mejor. Si es por puro WTF, os pongo mejor este: 

En fin. No todo el mundo tiene que saber quienes son estos taraos, pero no está de mas, supongo. Además te ríes un poco.

lunes, 7 de enero de 2013

Hablando de películas chorras...


Hoy hemos visto Abraham Lincoln cazador de vampiros. Me imagino las caras que estáis poniendo. Ignorad el hecho de que es un periodo histórico, de que es un personaje histórico y de que... bueno, la mayoría de las leyes de la física. El director es Timur Bekmambetov, el de Wanted, así que los seres humanos son muy resistentes, muy fuertotes, muy ágiles y se curan a toda leche. Hay mucha cámara lenta y mucha acción extraña. Y muchas cosas que ocurren de pura chorra en el último minuto. Ah, y el protagonista está muy bien caracterizado. De verdad, da miedo. Ahora, el equipo de maquillaje se centró tanto en él que el resto andan justitos, es que ni envejecen. Es increible que puedan hacer tanto con unos y tan poco o nada con otros.

Pero se deja ver. De puro rara, de puro fantasmada, de puro lisérgica, se deja ver. Una gamberrada, vamos.